Centro Cultural y Tecnológico Museo del Automovilismo “Juan Manuel Fangio”

Museo Fangio

Mayores $150 / Menores (de 5 a 16 años) $90 / Jubilados $90 valores expresados en pesos ARG.

Artículos

OPERACIÓN FANGIO - Por Arnold Rodríguez Camps

—Si hay que tomar el hotel lo tomamos, pero no podemos demorarnos más, hay que secuestrarlo ya. Hoy tenemos que hacerlo, apenas queda tiempo. ¿Lo haces tú o lo hago yo?
Así apremiaba Faustino Pérez (Ariel), jefe del Movimiento 26 de Julio en La Habana, a su compañero, el bravo y experimentado Capitán de Milicias Oscar Lucero Moya (Héctor), para la ejecución de la captura del campeón de automovilismo Juan Manuel Fangio.



LA RAZÓN DE ESTA HISTORIA

En una ocasión, hace ya varios años, fui hasta el Hotel Riviera a conocer personalmente a Gabriel García Márquez y traté de aprovechar al máximo esa oportunidad. En determinado momento que me hablaba de sus años anteriores al triunfo de la revolución cubana, le pregunté dónde se encontraba en el año 1958.

Me respondió que en Caracas, Venezuela, donde trabajaba como periodista.
¿Recuerda cómo se enteró y que pensó cuando supo la noticia del secuestro de Fangio?
-Si tú supieras -me dijo-, cuando mis amigos y yo vimos los cables con esa información, nos pareció una locura y coincidimos que era una "metida de pata" porque esa acción le haría daño a la Revolución. Que no debía haberse realizado una cosa como esa, cuando todo parecía que la lucha les estaba yendo bien a los revolucionarios cubanos; cuando la opinión pública estaba de su lado.

Luego, a medida que seguían llegando los cables, comenzamos a darnos cuenta de los reales efectos propagandísticos del hecho, sobre todo después que se difundió por las agencias noticiosas las declaraciones de Fangio una vez liberado. Por lo que él y sus amigos comentaron satisfechos que esos muchachos del 26, sabían lo que se traían entre manos. El secuestro de Juan Manuel Fangio, tema de este libro, es una expresión del principio ético y del anhelo de justicia social que impulsó a los jóvenes revolucionarios cubanos contra la tiranía de Batista.

La decisión de retener a Fangio, para penetrar en la opinión pública y ganar un espacio más en la comprensión nacional e internacional de nuestra patriótica lucha por derrocar la dictadura batistiana, fue algo que nos hizo meditar bastante, antes de decidirnos a emprenderla.

Sabíamos que la sola mención de un secuestro afectaría la sensibilidad de muchos. Siempre estuvimos convencidos de la importancia propagandística de la acción, caso de que no fallara ninguno de los aspectos operativos que pudieran originar algo gravoso que se volviera contra nosotros. Ni pensar lo que hubiera sucedido de encontrarnos con un final contraproducente. Pero la firmeza y decisión de Faustino Pérez, su cautela y audacia sabiamente combinadas, rápidamente disiparon esa duda con la certidumbre de su dirección.

Pronto un solo pensamiento nos guió decididamente a todos: ¿cómo hacer las cosas y lograr el objetivo? Y ese objetivo de ganar la atención de los medios informativos se logró por encima de los cálculos iniciales. Además, algo no menos importante. Como resultado precisamente de esa difusión, se afianzó la fortaleza del pueblo en la Revolución y creció la fe en la victoria popular.

Me he animado a esta publicación, por la insistente demanda hecha por Faustino en sus últimos años de vida, petición que he sentido con más fuerza después de su muerte.
Diríamos que como un compromiso contraído con él y conmigo mismo, no obstante haberle expresado más de una vez que esa tarea debía hacerla alguien con el oficio de escritor, posibilidad que no descartaba, a la vez de insistir apacible y persistentemente en que debería hacerlo uno de los participantes y para él debía ser yo.

Para dar una idea aunque somera, de la situación que vivió La Habana, desde la carrera automovilística internacional denominada Primer Gran Premio de Cuba, en febrero de 1957, hasta la celebración del Segundo Gran Premio de Cuba, en febrero de 1958, se presentan de manera sucinta y en forma de flechazos, muchos de los hechos acaecidos en ese lapso, evidenciándose la dinámica y el alcance con que se fue desarrollando la insurrección en la capital cubana.

Me he valido de la prensa nacional e internacional, para llevar al lector el conocimiento de la amplia repercusión que el hecho del secuestro despertó en el mundo en 1958, y que sigue teniendo presencia por momentos en la prensa actual. Muchos de los reportajes de esas publicaciones, se repiten en lo fundamental, por lo que en aras de limitar el espacio y estimular el interés del lector, solo se presenta una pequeña muestra del material que se conserva en nuestro poder y que, en realidad, es mucho menos del total publicado, particularmente en las revistas.

Espero que de todas maneras, lo expuesto ofrezca una impresión del alcance, connotación y magnitud de lo que se logró en Cuba y en la opinión pública internacional, con la repercusión del 'secuestro' de Fangio.

En la práctica cada uno de los capítulos tiene sentido por sí mismo, por lo que pueden leerse unos con independencia de otros.

No obstante el tiempo de que dispuse para realizar este trabajo desde sus inicios hasta ahora y de las variadas y valiosas colaboraciones que recibí, debo decir que lo he conformado finalmente por el estímulo que ha significado el filme de ficción que se inspira en el secuestro y que también aparece con el título de Operación Fangio.

Son diversos los aspectos de ficción que presenta la película: los tiroteos y el herido en la ejecución de la captura; la incertidumbre de no tener una casa prevista para el alojamiento durante la retención; el entorno de amor y romance; la aparente superficialidad e improvisación por momentos de los secuestradores, en contraste con la seguridad y acentuada ecuanimidad de Fangio; el ingrediente del desertor y la utilización de la Embajada Argentina para la devolución, lo que era prácticamente imposible ya que estaba rigurosamente custodiada. Todo esto son hechos que se alejan de la realidad.

A su vez, la proyección cinematográfica trasmite cuestiones básicas de la Operación: la permanente preocupación y cuidados por proteger la vida del campeón por encima de cualquier circunstancia; el ambiente represivo que vivía La Habana en aquellos días; el interés por proporcionarle a Fangio una estancia entre nosotros que resultara lo más llevadera posible; el esfuerzo por hacerle comprender nuestros propósitos, lo cual se evidenció desde la primera entrevista de prensa luego de su liberación; el ridículo en que se puso a la dictadura y la propaganda ganada para la Revolución.

Confío en que los elementos y manera en que se presenta nuestro testimonio en este libro, permita al lector apreciar los resultados logrados con la acción del secuestro y las características que conformaron, lo que hemos llamado Retención Patriótica y, además, como esa arriesgada operación propició una singular amistad entre Fangio y sus secuestradores.

A.R.C.


Adjuntos



Volver al listado

Visita Virtual

Museo Fangio

Planta Baja
Hall Central
Mercedes-Benz
El joven de Balcarce conquista los corazones del mundo
Juan Manuel Bordeu
El Chuequito
Shopping
Café "Flecha de Plata"
Bandeja 1
Hombres y máquinas, la pasión del TC
Bandeja 2
El viejo taller
Mercedes-Benz
Bandeja 3
Coraje, constancia y genio conductivo
Etapa Sport de Juan Manuel Fangio
Bandeja 4
La epopeya sudamericana
Bandeja 5
Amigo, ídolo y maestro de todos
Bandeja 6
Nuevos campeones
Bandeja 7
Con velocidad máxima a la cumbre mundial
Bandeja 8
La legendaria Flecha de Plata
La Oficina de Fangio en Buenos Aires

Multiespacio Fangio

Planta Baja
Fangio Sport Café
Shopping
Nivel 1
Desde el '28
Nivel 2
Desde el '67
Nivel 3
Clásicos e históricos
Nivel 4
Fangio Club
Dardo Rocha (18) esq. Mitre (17)
Tel/fax +54-2266-425540 - CP 7620
Balcarce - Buenos Aires - Argentina
www.balcarce.gov.ar Juan Manuel Fangio

HORARIO

Abierto de de lunes a viernes de 10.00 a 17.00 hs. - Fines de semana y feriados de 10.00 a 18.00.
Marzo de 10.00 a 18.00

Valor de las entradas:

  • Mayores $150
  • Menores (de 5 a 16 años) $90
  • Jubilados $90
* valores expresados en pesos ARG.

Producido Por Fundación Fangio Desarrollado por Osmosis