Centro Cultural y Tecnológico Museo del Automovilismo “Juan Manuel Fangio”

Museo Fangio

Mayores $75 / Menores (de 5 a 16 años) $45 / Jubilados $50 valores expresados en pesos ARG.

Visita Virtual Museo Fangio

Bandeja 1  | Bandeja 1  Museo Fangio Visita Virtual

Hombres y máquinas, la pasión del TC

Ford Baufer F-100

Datos Generales

Nro. Inventario: 16
Año: 1966
Marca: Baufer Ford
Descripción: Turismo Carretera
Propiedad de:
Museo Juan Manuel Fangio
Condición: Adquirido por Fundación Fangio
Ubicación: Bandeja 1 Museo Fangio

Ford Baufer F-100


Características Técnicas

Carrocería y bastidor: Ford 1953
Motor: Ford 272 F-100
Cilindrada: 3995 cm3
Potencia: 250 H.P.
Vel/máx.: 240 km/h
Carburación: 4 Weber V doble
Caja de cambios: Galaxie
Diferencial: Ford F-100 autoblocante
Frenos: Discofren (delanteros y traseros)
Suspensión: Delantera independiente Ford, dos amortiguadores tubulares y dos palancas
Trasera con ballestas longitudinales, cuatro amortiguadores tubulares y dos palancas


Campaña

Dante Emiliozzi corrió con este auto 23 carreras entre agosto de 1966 y septiembre de 1969. No fue un auto exitoso, como había sido "La Galera", que les permitió ganar cuatro campeonatos consecutivos de la Categoría Turismo de Carretera.

Con este Baufer solo pudo completar solo 6 carreras obteniendo 3 segundos puestos, un cuarto, un décimo y un vigésimo. Las 17 carreras restantes fueron abandonos, incluyendo los Grandes Premios de 1966 y 1967.

Torcuato Emiliozzi fue acompañante de su hermano hasta diciembre de 1967, dejando su lugar a Octavio Sabattini.

El Ford F-100 Baufer se exhibe tal como terminó su última carrera, el 14 de septiembre de 1969 en la localidad de Hughes (Santa Fé), en la que fue segundo de José Faraoni. El motor original quedó en poder de los Emiliozzi. A esta máquina no se realizaron arreglos ni mejoras.

Con posterioridad a correr este auto, Dante participó en dos carreras más con unl Halcón-Pronello F-100, abandonando luego el automovilismo.


DANTE y TORCUATO EMILIOZZI

Nacidos en el barrio porteño de Floresta, fueron a vivir a Olavarría junto a sus padres y hermanos cuando aún eran niños.

Siguiendo la pasión de su padre por las innovaciones tecnológicas, los hermanos Emiliozzi se destacaron en las décadas del '50 y '60 como los más notables artesanos en la preparación de motores para el Turismo de Carretera.

Con el auto que se quedó en la historia de la categoría conocido como "La Galera", realizaron una campaña brillante alcanzando cuatro campeonatos en forma consecutiva en el T.C. en los años 1962, 1963, 1964 y 1965.

Dante murió a los 73 años en 1989 y Torcuato murió a los 86 años, en febrero de 1999.


Ford F-100 BAUFER - Hermanos EMILIOZZI

Auto construido según un proyecto de Juan Ferreyra Basso. Tiene un aspecto frontal emparentado con el Ford Falcon, quizá para no romper la fuerte identificación de los Emiliozzi con la marca.

La parte trasera del auto, a pesar del corte trunco de la cola, guardaba semejanza con las "cupecitas" que a mitad de la década del '60 iban dejando paso a las nuevas líneas.

La primera carrera de los Emiliozzi con el Ford Baufer fue en 1966 y en la temporada siguiente le hicieron algunas modificaciones al amparo de un nuevo reglamento, mantenía el mismo frente pero la carrocería fue embellecida con tendencia a lo que sería una coupé "Fastbach" que remataba con una cola de perfil Kamm, es decir con una pendiente muy suave y terminando con una ligera "cola de pato".


DANTE Y TORCUATO EMILIOZZI

El 20 de mayo de 1912 nació Torcuato Enrique Pascual Emiliozzi y el 10 de enero de 1916 nació Dante José María Emiliozzi. Los dos nacieron en el porteño barrio-de Floresta pero la página que Ud. conoce en la historia del automovilismo argentino, la escribieron desde Olavarría.

Por esa página que ellos escribieron, con letras de oro, usted los conoce por Dante y Torcuato, o los hermanos Emiliozzi, o simplemente "los Emiliozzi" o tal vez sencilla y afectuosamente como "los gringos de Olavarría".

Es que ellos vivieron desde niños en esa ciudad del centro bonaerense, Torcuato tenía 8 años y Dante apenas 4 cuando fueron con sus padres y su hermanita Victoria, mientras que viviendo en Olavarría llegaría la menor: Elvira.

Crecieron entre los motores en el taller de su padre en la calle; Necochea al 800 y de esa forma desarrollaron su talento mecánico y su pasión por el automovilismo. A mediados de la década del 30 primero Torcuato y luego Dante se iniciaron en carreras de Ford T y Ford A y ganando muchas de ellas. Vino la escasez de neumáticos y combustibles como consecuencia de la segunda guerra mundial y con ello la suspensión de las carreras. Superado ese conflicto, en 1948 un piloto de la zona les encargó un motor para correr en TC y tras algunas performances regulares vino un fracaso en la Vuelta de Entre Ríos. Entonces hubo gente que comentó que los Emiliozzi solo servían para preparar Ford T.

Dante y Torcuato se sintieron "tocados" y decidieron armar un auto propio para demostrarse a si mismos y a los otros lo que sabían y lo que podían.

Entonces el motor Ford venía de fábrica con válvulas laterales. Dante y Torcuato, secundados por don Torcuato padre, se empeñaron en adaptarle válvulas "ín testa". Fabricaron ellos mismos y en varias partes una tapa para hacer la modificación. En 1950 comenzaron a ensayar en carrera y tras los fracasos propios de una empresa tan pretensiosa, comenzaron a vislumbrarse mejores resultados. Sin embargo el primer triunfo vendría recién en 1953 cuando ganaron en Chacabuco. A partir de ese día los "gringos" se convertirían primemero en rivales de cuidado y luego en los rivales a vencer.

Su auto fue convirtiéndose en la legendaria "Galera" que increíblemente desafiaba todas las leyes de aerodinámica demoliendo records de velocidad hasta superar en 1963 la barrera de los 200 al ganar la Vuelta de Necochea a una media general de 203,526 kph, es decir, habían recorrido 740 kilómetros en 3 horas y 37 minutos. Fueron campeones de TC en 1-962, 63, 64 y 65. En esos cuatro torneo consecutivos mantuvieron un ritmo de victorias del 45 por ciento, y en una de esas temporadas, la del 63, corrieron 16 carreras y ganaron 10. Era el apogeo de la "Galera".

En 1966 comenzó a producirse una transformación en la categoría con la aparición de autos más modernos y más potentes, como el Falcón con motor F-100 y los motores Tornado que fueron los primeros con válvulas a la cabeza como las aplicadas por los Emiliozzi quince años antes.

En el legendario y humilde taller de la calle Necochea, en Olavarría, se pensó que debía trabajarse a un ritmo más moderno y apareció el Baufer con entrañas F-100. El intento no fue todo lo exitoso que se esperaba. Los parciales del motor Ford de Olavarría eran buenos, ya que alcanzó a tramos de 260 kilómetros por hora, pero no se ganó ninguna carrera.

En 1968 Torcuato dejó su butaca de acompañante que ocupó entonces Octavio Sabattini. Ya no fueron tan frecuentes las participaciones y en 1969, cuando aparecían los prototipos, Heriberto Pronello construyó el Halcón que los Emiliozzi equiparon con su F-100. Solo dos carreras con este auto. Dante aseguraba que alcanzaba los 295 kilómetros por hora.
En noviembre de 1969 corriendo en Chivilcoy la tapa del tanque de combustible mal trabada se aflojó y en un pequeño despiste saltó derramándose la nafta e incendiándose. Dante y Sabattini pudieron escapar rápidamente de esa trampa de fuego evitando la tragedia.

Terminaba allí esa página de la historia del automovilismo argentino que les comentaba al comienzo. Dante Emiliozzi había corrido 183 veces y con su mágica "Galera" ganó 43 carreras y cuatro campeonatos de TC.

Dante y Torcuato Emiliozzi lograron que cuando se ponga a la velocidad como máximo protagonista de las legendarias artesanías de los talleres del TC sin dudas ellos ocuparán el principal espacio. Hace escasos veinte días, el 24 de enero, se cumplieron diez años de la muerte de Dante Emiliozzi. Torcuato vive en Olavarría, muy cerca del taller de la calle Necochea al 800, donde hace casi medio siglo se propusieron demostrar, para sí y para los demás, que sabían y podían preparar algo más que un Ford T.


Volver a la Bandeja

Descripción

En 1935, Raúl Riganti, Arturo Kruuse, Cástulo Hortal y Mc Carthy, inscriben cuatro cupes Plymouth de techo duro en el Gran Premio Internacional que cruzará la cordillera rumbo a Chile. Estos autos marcarán el primer mojón de lo que luego se llamaría Turismo de Carretera.

En el Gran Premio de 1936 hasta Córdoba, aparecen los nombres de Rissati, Orsi y de su vencedor Raúl Riganti. También se destacan Tadeo Taddía, Lo Valvo, Supicci Sedes, Musso y Domingo Marimón con su infaltable toscano en los labios.

En 1937 el Avellaneda Automóvil Club, organiza las Mil Millas Argentinas, aquí comienza a escribirse la historia del Turismo de Carretera con Pedrazzini como triunfador de ese año en que debuta Oscar Gálvez.

En 1938 Juan Manuel Fangio corre su primera carrera en ruta como acompañante sobre un Ford Nro. 28, su debut como piloto se produciría un año mas tarde.

Fangio y Galvez se repartirían el prestigio en una confrontación que abarcará 10 años. Para la afición automovilística argentina habrá dos bandos: Fangio con Chevrolet y los hermanos Galvez con Ford.

Fueron años de gran brillo y emoción para los aficionados que a lo largo de nuestras rutas aplaudían a sus favoritos, que representaban a sus pueblos.

Abrían rutas, unían ciudades y formaban expertos mecánicos que asombraban por su ingenio por la preparación de sus máquinas.

Las competencias eran extenuantes. Se conducía por más de diez horas y por varios días.

Retazos de una época inolvidable, romántica, de esfuerzo y de sacrificio.

Visita Virtual

Museo Fangio

Planta Baja
Hall Central
Mercedes-Benz
El joven de Balcarce conquista los corazones del mundo
Juan Manuel Bordeu
El Chuequito
Shopping
Café "Flecha de Plata"
Bandeja 1
Hombres y máquinas, la pasión del TC
Bandeja 2
El viejo taller
Mercedes-Benz
Bandeja 3
Coraje, constancia y genio conductivo
Etapa Sport de Juan Manuel Fangio
Bandeja 4
La epopeya sudamericana
Bandeja 5
Amigo, ídolo y maestro de todos
Bandeja 6
Nuevos campeones
Bandeja 7
Con velocidad máxima a la cumbre mundial
Bandeja 8
La legendaria Flecha de Plata
La Oficina de Fangio en Buenos Aires

Multiespacio Fangio

Planta Baja
Fangio Sport Café
Shopping
Nivel 1
Desde el '28
Nivel 2
Desde el '67
Nivel 3
Clásicos e históricos
Nivel 4
Fangio Club
Dardo Rocha (18) esq. Mitre (17)
Tel/fax +54-2266-425540 - CP 7620
Balcarce - Buenos Aires - Argentina
www.balcarce.gov.ar Juan Manuel Fangio

Horarios de Museo

El 25 de diciembre y el 01 de enero el Museo se encuentra cerrado

De 10 a 19: del 02/01 al 28/02

De 10 a 18: del 01/03 al 15/04

De 10 a 17: del 16/04 al 31/12

Abierto todos los días inclusive sábados, domingos y feriados.
Valor de las entradas:

  • Mayores $75
  • Menores (de 5 a 16 años) $45
  • Jubilados $50
* valores expresados en pesos ARG.

Producido Por Fundación Fangio Desarrollado por Osmosis