Autos

FIA FORMULA 1

Five times world champion

Sudamericana y Mundial

Maserati 250 V12 - 1957

Compartir en

Ejemplares producidos:  3 chasis / 1 motor

Cilindros:  12 en V a 60ª

Cilindrada:  2489 cm3

Diámetro x Carrera:  68.7 x 56 mm

Relación de compresión:  12:1

Potencia:  320  HP a 12.000 RPM

Dimensiones:  Largo: 4.40 / Ancho: 0.90 / Alto: 0.90 mts

Trocha delantera:  1310 mm

Trocha trasera:  1250 mm

Distancia entre ejes:  2300 mm

Peso:  650 Kg

Capacidad de combustible:  230 lts

Velocidad max: 315 km/h

 

Con las victorias en los dos primeros Grandes Premios de la temporada de 1954 en manos de Juan Manuel Fangio, el Maserati 250F tuvo un gran comienzo. Desafortunadamente, la elegante máquina italiana se vio obligada a jugar un segundo papel contra el poderoso Mercedes-Benz W196 y, posteriormente, con el Lancia Ferrari D50, ambos con Fangio al volante. Estas máquinas con motor de ocho cilindros simplemente producían más potencia que los seis del Maserati. El diseño sencillo del 250F lo convirtió en una opción popular entre los pilotos y mientras Fangio dominó la Fórmula 1 en la W196 y D50, Maserati produjo alrededor de dos docenas de ejempares en tres años.

Maserati no aceptó las derrotas y desarrolló gradualmente todos los aspectos del diseño del 250F. Gran parte de este trabajo se centró en la forma de la carrocería, lo que refleja un énfasis cada vez mayor en la reducción de la resistencia aerodinámica. Durante la temporada de 1954, se usó una carrocería "streamliner" totalmente envolvente en pistas de alta velocidad y, para 1955, el diseñador de autos Medardo Fantuzzi introdujo la "nariz larga" definitiva. El ingeniero jefe Giulio Alfieri también invirtió una considerable cantidad de tiempo en idear un sistema de inyección de combustible para la cámara doble de los cilindros. 

Otras dos victorias en 1956 mostraron que, efectivamente, se lograron avances, pero con el regreso de Fangio a las filas de Maserati en 1957, se necesitaban mejoras incluso más drásticas. Se instaló un nuevo chasis multitubular que seguía las mismas líneas, pero era considerablemente más ligero y fuerte que el original. 

Las suspensiones siguieron siendo las mismas, la doble horquilla delantera y la suspensión trasera con eje DeDion. A pesar de la llegada de los frenos de disco más eficientes, Alfieri siguió con los mismos pero con un diseño nuevo con características mejoradas de potencia  y enfriamiento. 

Con el Nuevo chasis vino un Nuevo motor, ya ideado en 1956. Se trataba de un sofisticado motor de 12 cilindros en V, doble árbol de levas a la cabeza comandados por una serie de engranajes en la parte delantera del motor. El ángulo de la V de 60º mas la doble leva dejaba poco espacio  por lo que los carburadores tuvieron que ser instalados entre los Arboles de leva, junto al sistema de doble chispa para el sistema de encendido, alimentados por dos magnetos en la parte delantera y 24 bobinas.

Con el V12 aún en desarrollo, el equipo de Maserati comenzó la temporada 1957 con el 250F con el motor de seis cilindros en línea. La unidad demostró ser lo suficientemente poderosa como para luchar contra los rivales que incluían al equipo Ferrari en crisis y al impresionante equipo británico Vanwall quien fue el mayor rival de Maserati, a pesar de que solo utiliza un motor de cuatro cilindros. Sin embargo, Fangio demostró que aún era el hombre más rápido en la Fórmula 1, aún con 45 años de edad. En el T2 de seis cilindros, 'el viejo maestro' ganó cuatro de las cinco primeras carreras en camino a su quinto título de piloto. La cuarta fue la legendaria victoria en Nürburgring cuando Fangio rompió el récord de vueltas 10 veces en solo 22 vueltas.

Los excelentes resultados de Fangio con el motor de seis cilindros dieron a los ingenieros de Maserati tiempo adicional para desarrollar a fondo el V12. Las primeras pruebas, en un chasis más antiguo, mostraron que la entrega de potencia fue brutal. Fangio lo prueba en Mónaco y en Marruecos.

Durante el verano, se construyeron tres chasis T2 específicamente para el motor V12 y uno estuvo listo a tiempo para el Gran Premio final del año; El importante Gran Premio de Italia en Monza. Gracias a una caja de engranajes rediseñada, el V12 podría montarse compensado en el chasis T2. El nuevo automóvil podría reconocerse fácilmente debido a los dos baches en el trabajo de carrocería muy bajo que se necesitaba para limpiar los carburadores. Detrás del volante del V12 250F, el francés Jean Behra impresionó durante las primeras etapas de la carrera, pero se vio obligado a parar a reemplazar los neumáticos traseros, que no eran capaces de soportar los 320 bhp durante demasiado tiempo.

No habría una segunda oportunidad para el V12 con motor 250F ya que un Maserati con poco dinero se retiró de las carreras internacionales al final de la temporada de 1957. Las 250 F sobrevivientes se vendieron con el motor de seis cilindros o sin un motor completo. No fue el final de la línea para el motor V12 en sí mismo, ya que se utilizaría en varios autos deportivos y finalmente en la parte trasera de un automóvil Cooper F1 en forma de tres litros. De esta manera, obtendría dos victorias en el Gran Premio casi una década después de su introducción. Si el 250F T2 V12 podría haber desafiado las victorias en 1958, nunca lo sabremos, pero sigue siendo el auto más poderoso construido durante la era de 2.5 litros de la F1.

Horarios del Museo

  • 10 A 17 HS

    De lunes a viernes

  • 10 A 18 HS

    Fines de semana y feriados

  • 10 A 19 HS

    Enero y Febrero

museo juan manuel fangio

Dardo Rocha (18) esq. Mitre (17)
Tel/fax +54-2266-425540 - CP 7620
Balcarce - Buenos Aires - Argentina

archivo@museofangio.com

Valor entradas

  • $ 340

    Mayores

  • $ 200

    Menores

  • $ 200

    Jubilados

  • $ 250

    Especial Convenios

  • $ 100

    Audio Guía

Contactános